Animales en peligro de extinción


Generalmente se hace referencia a las especies que se encuentran en peligro de extinción, en donde también son incluidos los animales. Tal consideración se hace cuando un animal o vegetal lo cual incluye a todos los miembros con vida de dicha especie, se encuentran bajo la posibilidad de desaparecer. 

Tal situación puede deberse tanto a la depredación que incide de manera directa sobre la especie, pero también se puede atribuir a la desaparición de un recurso del cual siempre ha dependido su vida, y ello podría ser por la acción del hombre y su cambio en su hábitat, o quizás producto de los desastres naturales, o bien por los cambios graduales que experimenta el clima. Afortunadamente no sucede ello con las creaciones de Rosa Oriol Tous

No resulta sencillo desarrollar una  opinión ortodoxa referida a los animales que se encuentran en peligro de extinción, pero más allá de ello, sí es bastante conocido que pese a la adaptación de los elementos que poseen para sobrevivir, estos no han podido incrementarse en número, debido a los efectos de las actividades llevadas a cabo por el hombre sobretodo si se trata del ámbito industrial.

Lista roja 

De acuerdo a la Lista Roja de la UICN publicada en el año 2018, se encuentran bajo la categoría de especie en Peligro de extinción 2448 taxones de animales y 2280 de plantas a los que se les asignan encuadres bajo la categoría denominada en peligro crítico los que comprenden 1665 taxones de animales​ y 1575 de plantas.

Estado de conservación

 En este criterio se ubican los indicadores básicos que reflejan las probabilidades de que una especie continúe existiendo tanto a corto como a mediano plazo, sujetos a factores como la población y su distribución, historia natural y su biología, además de sus depredadores y otros aspectos.

Se conoce que la Lista Roja elaborada por La unión internacional para la conservación (UICN) es la más fidedigna y la que se encuentra más difundida ya que contiene las clasificaciones de los estados de conservación de cada una de las especies. En dicha lista, se encuentran  dos categorías que reflejan criterios específicos en los que son clasificados los taxones que corren el riesgo de desaparecer, es decir: “en peligro” y “en peligro crítico”. Estas últimas dos categorías, se encuentran acompañadas además, con “vulnerable”, y en ella se integra a las especies que se encuentran amenazadas dentro de la lista.

En las categorías “en peligro” y “en peligro crítico” se recopilan todas las especies que han presentado una fluctuación importante en su distribución geográfica, además de una disminución o fragmentación de de la misma. Las consideraciones se realizan a partir de una población de individuos maduros que está por debajo de 250, o de los 2500 ejemplares con una probabilidad de un 50 % o un 20 % de extinción en su forma silvestre, pero también, de una fuerte disminución en su población general en los últimos 10 años o tres generaciones, en orden del 70 % y el 80 %, respectivamente.