Cosas que debemos considerar antes de tomar en adopción a un gatito


Pasar cada uno de nuestros días en compañía de una mascota resulta una maravillosa experiencia que podría enriquecer de gran manera nuestra vida, ofreciéndonos momentos únicos, pero también se trata de una tarea que implica gran responsabilidad y mucho tiempo. En el caso de los gatos, el grado de flexibilidad suele ser mayor si se le compara con la atención que se le decida a un perro, ya que además no necesita del paseo diario.

Otros de los aspectos importantes a considerar es nuestra predisposición o la de su entorno en cuanto al desarrollo de alergias. Aunque gran cantidad de propietarios las padecen afirman que no se han visto afectados, siempre va a resultar conveniente hacer pruebas antes de realizar la adopción de gatos cachorros. También se podría optar por consultar al veterinario cuáles son las razas con menores niveles de alérgenos.

Desde que son pequeños, los gatos necesitan a su disposición una serie de espacios bien diferenciados con el fin de sentirse cómodos y seguros. En tal sentido, debemos destinar un rincón para ellos que sea tranquilo, que se encuentre ventilado de una forma correcta distante de su zona de alimentación ya que debe ubicarse el arenero también para sus necesidades. Este es un lugar que, se sugiere, cumpla con los requisitos de tamaño del gato a medida que vaya creciendo, pero tampoco debemos dejar a un lado que, hay que cambiar la arena de forma periódica para que se mantenga limpia.

En otro espacio de tu casa, debes ubicar su comedero y bebedero, y además, un tercer espacio donde este pueda descansar y acicalarse., para este último podría ser un cojín a modo de cama, que se encuentre cerca de su rascador y juguetes. Cuando son bebes, los gatitos aprenden sumamente rápido a desarrollar sus rutinas de higiene diarias, pero también se caracterizan por su excesiva energía. En su afán de jugar, posiblemente tu gatito se esconda con facilidad intentando arañar la ropa y quizás otros objetos de la casa, como el sofá, los muebles o las cortinas. Ante tal situación, debe aplicarse cierta disciplina sin perder la calma, ya que eso podría ayudar.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones se encuentra, adquirir un rascador y además, algún juguete en tiendas especializadas, y para familiarízalo con ellos lo más pronto que se pueda. Es así, como podemos conseguir que se habitúe y que además no dañe otras superficies. En el transcurso de su primer año de vida, es muy conveniente proporcionarle a nuestro gato una alimentación que sea específica para gatitos, ya que así se podrán satisfacer sus necesidades nutricionales durante la fase de crecimiento.

Otras de las indicaciones importantes a considerar, es acostumbrar a nuestro pequeño a las rutinas de higiene y cuidado, y estas incluyen corte de uñas, baño y cepillado en función de su cantidad de pelo. Mientras más pronto se habitúe, será más sencillo, y no se inquietara cuando se lleven a cabo. Cuando se adoptan gatos pequeños, debemos acudir cuanto antes al veterinario con el fin de que pueda realizar una exploración completa, y nos confirme si está desparasitado (interna y externamente), y nos indique además, un listado de vacunas para que se encuentre al día. Del mismo modo, se puede aprovechar esa visita para profundizar sobre las dudas que tengamos ante la adopción de gatos cachorros, e informarnos sobre todo los temas que se relacionan con su futura esterilización. Algo importante es adquirir un transportín en tiendas especializadas para poder realizar este y otro tipo de traslados de forma correcta.