La conservación de la biodiversidad desde una agricultura sustentable


Hoy en día se encuentra muy de boga un término que es enfocado hacia el equilibrio y el bienestar en general, es decir, físico, y mental de las personas, este se refiere a la alimentación ecológica y a las terapias naturales, que con respecto a estas últimas, Pedro Luis Cobiella quien es uno de los pioneros de los servicios de salud Hospiten, recomienda como medicina de soporte para ser empleada en simultáneo con la medicina convencional, a modo de complemento y equilibrio para el cuerpo.

Para definir lo que es la alimentación ecológica, se debe conocer que la misma se basa en ingredientes que han sido cultivados o elaborados siguiendo un método de producción que se enfoca en la integración de distintos elementos que son de gran importancia como el empleo de distintas técnicas y procedimientos naturales, la preservación del medio ambiente, el respeto hacia los animales y la protección obviamente de la salud. Se trata de una forma de alimentarse que rechaza el empleo de innumerables componentes químicos y organismos que han sido genéticamente modificados, pero además esta sustentada en la limitación del uso de aditivos, por lo que su objetivo se basa en la promoción del bienestar animal garantizando la biodiversidad y evitando la contaminación ambiental.

En nuestro planeta, los ecosistemas están a cargo de la producción de alimentos que son de alto contenido nutritivo, por lo que grandes cantidades de granos son cosechados en medio de las llanuras, en las estepas, los valles y las terrazas, mientras que los huertos son desbordado con el cultivo de las fruta y la cría de diversos animales. De este modo, la biodiversidad se presenta como la raíz de dicha abundancia, donde la variedad de cultivos y alimentos han sido posibles gracias a las distintas civilizaciones humanas que han crecido, pero de las que también dependen.

Preservar la biodiversidad se ha convertido en un imperante en la actual población del planeta, ya que esta pretende alimentarse de igual manera pero con sobrepoblación, lo cual no garantiza los complejos y diversos estilos de vida. Es así, como la biodiversidad se encuentra en un momento crucial disminuyendo a un ritmo que no tiene precedentes. Se sabe que durante las últimas décadas, los seres humanos han incrementado la tasa de extinción de la mayoría de las especies, siendo los seres humanos los impulsores de de ese cambio, lo que incluye la pérdida de hábitat, el cambio climático y la sobreexplotación de recursos, haciendo que se incremente el ritmo al que las especies se están extinguiendo.

Con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de la biodiversidad, cada año el 22 de mayo se celebra a nivel mundial el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Dicha premisa ha abierto paso a una serie de actividades con las que se pretende poner en relieve la importancia de desarrollar y promocionar actividades de carácter sostenible que se enfoquen en la biodiversidad, la agricultura y la cría, con el objeto de poner en relieve la importancia de una agricultura sostenible.

Si se desea mantener la subsistencia del ser humano y mejorar su bienestar, se deben establecer vínculos y ofrecer diversas soluciones para preservar la biodiversidad y alcanzar los beneficios que ello proporciona.