Las frutas que se pueden incluir en la dieta de los animales


Como dueños de mascotas siempre buscamos darle los mejores alimentos y cuidados posibles para garantizar que su salud esté siempre en las mejores condiciones. Los perros por ejemplo, aunque son carnívoros pueden comer algunas verduras y fruites (frutas) que ayudan a mantener en óptimas condiciones su sistema inmunológico. Expertos recomiendan que la dieta de los animales debe contener hasta 20% de verduras, aunque hay alimentos que no son permitidos como las pasas, el chocolate, las uvas, el ajo y la cebolla, ya que son tóxicos para los perros.

Dentro de los alimentos saludables para el humano podemos mencionar el brócoli, ya que es una de las hortalizas con más nutrientes y enzimas que ayudan a combatir el cáncer, pero en las mascotas puede causar dificultades, ya que tiene isotiocianato, una sustancia tóxica para ellos. Un exceso de brócoli puede causar irritación gastrointestinal y si se le incorpora a la dieta, debe ser en pequeñas cantidades. Hay otras verduras y frutas que son más saludables para los perros y la mayoría de estos se puede encontrar en los alimentos para mascota sea seco o húmedo.

Estos alimentos contienen minerales, vitaminas y nutrientes que son importantes para mantener el sistema inmunológico de los perros. Antes de incorporar alguno de dichos alimentos es importante no exceder las porciones adecuadas, ya que pueden tener el efecto contrario. También debemos cuidar que los alimentos estén limpios y preferiblemente sin piel. El camote es recomendado como sustituto a la proteína, ya que es una verdura fuente de vitamina A, C, B5 y B6, así como suministra potasio, fibra y magnesio. Siendo un antioxidante con propiedades antiinflamatorias y fácil de absorber por el sistema digestivo, especialmente para los estómagos delicados.

Las zanahorias tienen betacaroteno y se encuentran en mucho de los alimentos para perros. También se pueden servir hervidas y en pequeñas porciones, ayudando a su vista y a su piel, son ricas en vitamina A, C y K, además aportan fibra y potasio. Contienen gran cantidad de antioxidantes y ayudan a prevenir el cáncer en los perros, sirviendo para mantener la salud de sus dientes y colmillos. Los guisantes se pueden añadir a la comida de los perros, ya que son ricos en vitamina A, B1, B2, B3, B6, C y K, tiamina, manganeso, fósforo, fibra y ácido fólico resultando  una excelente fuente de proteína natural.

Dentro de las frutas recomendadas se pueden mencionar las manzanas, rojas específicamente,  pues son ricas en vitamina A y C además de contener antioxidantes. Ayuda a que los perros eliminen las toxinas del tracto intestinal, al mismo tiempo que fortalecen los músculos intestinales y previene bacterias peligrosas. Los arándanos son indicados cuando se tiene una infección en el tracto urinario tanto en las personas como en los caninos, ya que ayudan a controlar y prevenir las infecciones, reduciendo los niveles de pH en la orina. Son además ricos en minerales y antioxidantes, como la vitamina A, B1, B2 y C. Antes de incluir cualquiera de estos alimentos, es recomendable consultar las indicaciones de un veterinario.