Utilizar los drones como sistema de control de animales


Gracias al desarrollo de los drones y las tecnologías con la que trabajan,  ahora se pueden realizar numerosas actividades que antes eran más complicadas, como por ejemplo se pueden censar lobos grises en Norteamérica, rastrear colonias de orangutanes en Indonesia y seguir a los grandes mamíferos como los elefantes o los rinocerontes en África, tareas que ahora se pueden realizar de una forma más exacta y sencilla gracias a los proyectos que combinan la astrofísica con la ecología, ayudando a salvar muchas de las especies en peligro de extinción.

Los investigadores han incorporado los drones, equipos que han aumentado su popularidad en los últimos años principalmente por la variedad de modelos y actividades que nos permiten realizar con un control remoto, reduciendo muchos gastos y esfuerzos para realizar diversas actividades.

Es importante a la hora de adquirir un drone, que este se adapte especialmente a las necesidades y actividades que queramos realizar, ya que no será lo mismo utilizar un Syma X8HC para una carrera de drones, que utilizar uno de grado militar en operaciones especiales. Para este proyecto de conservación de la fauna se utilizan drones que han sido equipados con cámaras infrarrojas.

Gracias a este agregado se pueden medir de forma sencilla los perfiles de calor que emanan los animales, teniendo un perfil totalmente diferente y que se puede interpretar como una huella dactilar térmica para quienes analizan y estudian los comportamientos de los mismos. Este proyecto surge de la necesidad por ayudar el programa que utiliza drones para la protección de los animales, donde se emplearon en un principio las cámaras térmicas para conservación, pero el análisis final no era tan bueno como los resultados que se obtienen al utilizar longitudes de ondas visibles. Las cámaras térmicas se han utilizado durante muchos años para analizar datos de telescopios y otras áreas, por lo que poco a poco han aumentado los sectores en donde se pueden  utilizar.

Se puede analizar desde el aire la distribución de poblaciones y la densidad de animales, potenciales riesgos en el entorno en el que se encuentran, tal y como son los cazadores furtivos. Y en comparación con las cámaras tradicionales, con esta nueva combinación se puede estudiar a los animales incluso durante la noche.

Todos estos estudios se han desarrollado en el Instituto de Investigación Astrofísica de Canarias en España, en los que se ha trabajado con algunas especies en parques zoológicos y en granjas del Reino Unido para crear un registro de los perfiles térmicos con los diferentes animales de la naturaleza. Una vez que se tienen todos estos datos se planea utilizar los drones para las áreas inhóspitas y grandes que no se pueden controlar con facilidad por personas y demás equipos de vigilancia.

Así mismo, se planea utilizar esta nueva tecnología para la conservación de las especies alrededor del mundo, al mismo tiempo que se pueden utilizar en la lucha contra la deforestación ilegal, incluso se pueden utilizar los drones para el rescate o ayuda de personas en caso de un desastre o un rescate en lugares a los que no se accede de forma sencilla.